23 de enero de 2008

Los hay que no aprenden!

O como decía el título de aquella película de Paco Martínez Soria: "Don erre que erre".


Mismo banco, misma sucursal... una semana después!
Sin palabras.

Enlaces relacionados:
Proposiciones para año nuevo: perder clientes
Caja Laboral: la trampa inconsciente al subconsciente