23 de junio de 2007

Muerto de risa!

Estos días he localizado una imagen que podría ser la peor aplicación posible de una tipografía. Una de dos: o la persona estaba encantadísima de haberse muerto, o los familiares que lo enterraron estaban deseando que sucedara.
Me da la sensación de que ni la humanidad es capaz de seguir sus propias justificaciones a la hora de utilizar las tipografías que usa, o quizá los responsables de esta tumba sean los primeros cristianos coherentes con su fé y realmente crean "jubiloso" el que alguien muera y "pase a una vida mejor".

De todas formas me parece tan horrible la colocación de esta tipografía en la lápida como el llevar un payaso, piñatas y un humorista a la misa funeral del difunto.

Mi más sincera felicitación a la familia, han conseguido que la muerte de alguien sea, visualmente, la cosa más amigable, divertida y "casual" que te puedas encontrar por un cementerio.

1 comentario:

Violeta J. B. dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJ!!!!